viernes, 18 de marzo de 2011

Ex ministro, confeso estafa en caso Arrebola


El ex ministro de la gestion Coccaro, de Obras Públicas, Horacio Sosa, quien prestó declaración indagatoria confesó haber formado parte de las maniobras que se tejieron durante los últimos días del Gobierno de Hugo Cóccaro para defraudar al Estado con el reparto ilícito de Letras de Tesorería (ver). Sosa implicó al ex contador Raúl Iglesias, Horacio Medone y Ana Maria D´Anna quienes se quedarian con una parte del importe de la maniobra delictiva, recordemos que estos ultimos tambien estan involucrados en el caso Gualdesi (ver).
La declaración fue prestada en el marco de la causa Arrebola donde se simuló una compra millonaria de computadoras sin la contraprestación de servicio. El empresario informático fue el primero en arrepentirse aunque ahora el ex Funcionario asumió la misma actitud.El ex ministro de Obras Públicas, Horacio Sosa, confesó ante la justicia haber formado parte de una maniobra para cobrar Letras del Tesoro simulando la compra de computadoras que nunca llegaron al Gobierno y que se pagaron 1.753.530 pesos.
Fuentes judiciales informaron que Sosa se presentó en los Tribunales de Ushuaia y admitió ante el jueza Javier De Gamas Soler haber tenido participación activa en la simulación de compras de computadoras al empresario Fernando Arrebola. No obstante el ex Ministro involucró a otros coimputados en la causa, como el caso de Mariela D´anna, a quien acusó de promover en parte la maniobra defraudatoria.Sosa sostuvo que cuando subrrogó el Ministerio de Economía, Ana Maria D´anna le dijo que “tenían un expediente armado para entrega de computadoras pero que estaba dormido y lo podían sacar”.
Al respecto el funcionario explicó que D´anna, que se desempeñaba en Economía, propuso que para movilizar el expediente “necesitaban a alguien que tuviera una casa de computación y que pusiera las facturas”.Sosa admitió que fue él quien propuso a Arrebola para consumar la maniobra y que el empresario accedió. Sostuvo que para participar del hecho el empresario pidió que le dieran 500 mil pesos y este entregaría las facturas sin la proveer ningún equipo ni insumo.Además Sosa implicó al ex contador Raúl Iglesias.
Aseguró que participó de la maniobra y participó “activamente en el hecho” ya que al final “emitió las letras y participó en la distribución de las mismas”. Sosa dijo en su declaración que Arrebola terminó recibiendo 800 mil pesos en letras y que el resto, 900 mil, se las quedó el agente de planta Horacio Medone, quien de ahí supuestamente debía darle la parte a Iglesias.No obstante explicó que el empresario debía quedarse con 500 mil y darle 300 a él. Sosa dijo que se iba a quedar con 100 mil pesos, y los otros 200 mil debía repartirlos en partes iguales entre Horacio Medone y Ana Maria D´anna (100 mil cada uno).Pero el ex Ministro explicó que no recibió su parte ya que Arrebola se quedó con los 800 mil pesos en letras.
La declaración trascendida en las últimas horas da muestra a las claras de la maniobra de corrupción cometida por funcionarios de Cóccaro y con los “arrepentimientos” de su propio funcionario, nada más y nada menos que un Ministro, no hace más que dar por cierto que hubo un claro hecho de defraudación al Estado.
Hay que señalar que Sosa es el segundo imputado confeso en la causa. El primero fue Arrebola quien ni bien se presentó la denuncia en 2008 confesó la maniobra y admitió que se quedó con dinero, aunque con 300 mil pesos.La declaración brindada en su momento por el empresario contrasta bastante con la brindada a fin del año pasado por Sosa.
Ello toda vez que Arrebola había confesado que le entregó su talonario de facturación al ex ministro Horacio Sosa y que este se habría quedado con el resto por un millón 400 mil pesos.La causa fue iniciada en 2008 a instancias de una denuncia formulada por el entonces legislador del ARI, Roberto Crocianelli, y acompañada por algunos pares de bancada.
Publicado por NyC
Etiquetas: , ,

1 comentario:

qofaoken dijo...

Great read! I wish you could follow up to this topic

cheap cialis